Cómo entender las características de un TDAH

Publicado por: Helena Sancho

Un niño con TDAH tiene una inmadurez crónica lo que puede hacer que funcione como un niño 2-3 años menor en algunos aspectos de su desarrollo.Los aspectos del funcionamiento cognitivo, que caracterizan el déficit de atención, están relacionados con actividades mentales de orden superior.Esto implica una serie de peculiaridades en su conducta de aprendizaje que le llevan a presentar serios problemas en su rendimiento escolar.

¿CÓMO ENTENDER LA DESATENCIÓN DE UN NIÑO TDAH?

 DESATENCIÓN = DIFICULTADES PARA REGULAR LA ATENCIÓN

A) Pueden distraerse con cualquier cosa y parecer incapaces de concentrarse

B) Pueden estar tan centrados en algo (tv, libro, un dibujo, un juego…) que no    oirían una bomba caer

 Un niño con problemas de atención es capaz de prestar atención a su entorno y la estimulación de este, pero al mismo tiempo manifiesta una acusada tendencia innata a distraerse. Así, ambas actividades pueden coexistir en su repertorio de conductas de aprendizaje en el aula sin que la existencia de una niegue la posibilidad de aparición de la otra. NO ES INCOMPATIBLE .Es muy capaz de prestar atención pero tiene problemas para controlar dicha capacidad.

¿CÓMO ENTENDER EL TDAH EN RELACIÓN A LA REALIZACIÓN DE UNA TAREA?

A) Mayor agotamiento en actividades largas y monótonas.

B) Cuando se agota y, dependiendo de las características personales del niño, veremos que puede:

– Abandonar la tarea más frecuentemente (si está muy frustrado puede negarse a trabajar)

– Pedir supervisión constantemente (aunque no la necesite)

– Trabajar de forma intermitente (parece que sólo cuando le chillamos)

– Trabajar aparentemente centrado pero cada vez más lentamente (por agotamiento). Le cuesta terminar las tareas

– Trabaja a un ritmo normal pero comete muchos errores simples.

Por lo tanto, los niños con déficit atencional e hiperactividad, tienen una mayor necesidad que los niños de su edad de SUPERVISIÓN, MOTIVACIÓN y FEEDBACK POSITIVO para enfrentarse a las tareas escolares

ORIENTACIONES PSICOPEDAGÓGICAS

El aula constituye un entorno colectivo en el que hay un orden y un tiempo. No obstante, para estos niños, las situaciones demasiado estructuradas entran en conflicto con su propio estilo de funcionamiento cognitivo y motriz.

Hay que tener siempre en cuenta que necesitarán efectuar un mayor esfuerzo respecto a otros niños sin el trastorno para concentrarse o mantener la atención.
Con frecuencia parece que el niño va hacia atrás y que cosas que tenía ya aprendidas no es capaz de recordarlas en momentos determinados.
Cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y esto es especialmente cierto con los que presentan déficit de atención.

Lo que ocurre con cierta frecuencia es que son claros candidatos a desarrollar problemas específicos del aprendizaje (dislexias, disgrafías, discalculias, etc.) debido a sus problemas de atención y la dificultad de trabajar en tareas secuenciales o de seriación.

¿CÓMO ENTENDER LOS PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO?

Cuando un niño manifiesta conductas problemáticas debemos tener en cuenta las razones que le llevan a comportarse así:

1.- La tarea encomendada es difícil y/o aburrida

2.- Se le exige un trabajo por un “periodo prolongado de tiempo” (At. Mantenida)

3.- Hay poco ambiente de “control” en la escuela (patio, recreos, espacios abiertos, excursiones, cambios de clase/aula..)

4.- Se realizan cambios de actividades que el niño no controla

5.- El niño no sabe qué es lo que se espera de el (¿qué se le está pidiendo?)

6.- Sólo se le recuerdan los errores (escaso refuerzo de conductas positivas)

7.- Es castigado en exceso