Psiquiatría


En los casos en los que la sintomatología afecte a la persona de tal forma que tenga dificultades para realizar la actividades del día a día, trabajaremos de forma conjunta psicología y psiquiatría, atendiendo a las necesidades específicas del paciente.

El tratamiento farmacológico ayuda reduciendo estos síntomas ayudando al paciente a normalizar su situación, a partir de la cual el tratamiento psicológico es más rápido.

Este enfoque multidisciplinar hace que los tratamientos sean más eficaces a corto y largo plazo.