Terapia de integración cerebral


Los últimos estudios en neurología nos muestran cómo ante situaciones que nos desbordan o nos sentimos sobrepasados, las personas bloqueamos uno de los dos hemisferios y hacemos una lectura distorsionada y sesgada de la situación. Esto hace que las personas más racionales bloqueen la parte emocional como defensa. O al contrario, las personas más emotivas se quedan atrapadas por la emociones. Con esta técnica ayudamos a integrar la información, aunando lo racional y lo emocional a partes iguales, lo que arroja comprensión y reduce el malestar.