Trastornos afectivos


Los trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, incluyen sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana. Estos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad.

Entre los trastornos del estado de ánimo están la distimia, la depresión, los trastornos adaptativos o el trastorno bipolar.

En la mayor parte de los casos el origen es multifactorial, y varían desde el bajo estado de ánimo hasta los sentimientos de desesperanza, lo que puede tener importantes consecuencias en el ámbito social, laboral y personal.

Lo primero que haremos en las sesiones será recuperar el tono vital que permita a la persona abordar el día a día. En la segunda fase identificaremos el origen y mantenimiento de ese estado de ánimo. Y en la tercera fase apuntalaremos las fortalezas personales que le permitan al paciente llevar una vida plena.