Trastornos de personalidad


Todos tenemos un conjunto de comportamientos que dan forma a nuestra personalidad y nos ayudan a desenvolvernos en nuestro entorno. Cuando la relación con ese entorno entraña dificultades que nos impiden llevar una vida normal es muy posible que estemos ante un trastorno de personalidad.

En muchos casos nos cuesta identificar ese problema y la primera labor del psicólogo es generar un diagnóstico correcto y establecer una estrategia terapéutica adecuada para reducir el malestar de la persona, ya sea dependiente, evitativa u obsesivo-compulsiva.

En terapia investigamos los hechos que han causado el problema y estudiamos la forma en que han quedado grabadas en el cerebro experiencias del pasado que puedan estar en el origen del trastorno. Para ello contamos con herramientas muy potentes como el EMDR o el PNL.