Terapia infanto-juvenil


La mayoría de los problemas que sufren los niños y adolescentes tienen solución. Las adicciones a las drogas, a las nuevas tecnologías, la ansiedad, el bulling, la depresión, la falta de autoestima, problemas de conducta o los trastornos del desarrollo se pueden vencer con éxito con una terapia adecuada.

El objetivo de la terapia es sacar todo el potencial que tiene el niño y ayudar a los padres a generar una relación basada en el apego. La familia es la base de la seguridad y de la construcción de la identidad.

En Psico-salud tenemos un equipo especializado en el trato con los jóvenes para ayudarles a desarrollar su personalidad de forma saludable.